Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

Enfermedad mitocondrial no sindrómica en jóvenes y adultos

Publicado por en en Enfermedades Mitocondriales
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 3275
  • Imprimir

Enfermedad mitocondrial no sindrómica en jóvenes y adultos

Fernando Galan

Profesor Titula de Medicina

Especialista en Medicina Interna

La presentación clínica de los pacientes con enfermedad mitocondrial es variable, incluso en pacientes y en los miembros de su familia afectados por la misma mutación. Este es ciertamente el caso de las enfermedades causadas por mutaciones puntuales o deleciones / duplicaciones en el ADN mitocondrial, y probablemente menos cierto en aquellos trastornos causados por una mutación específica en DNA nuclear, aunque existe también variabilidad.  

Los signos y síntomas pueden ir y venir en diferentes partes del cuerpo, dependiendo de las demandas de energía de cada tipo de tejido u órgano de momento a momento. Desafortunadamente, debido a la variabilidad de los síntomas y la complejidad del diagnóstico, los pacientes a veces son etiquetados "psiquiátricos."

La enfermedad mitocondrial heredada puede ser clasificada como sindrómica y no sindrómica.

Las enfermedades mitocondriales sindrómicas son bien conocidas por sus siglas (es decir, MELAS, MERRF).

Las combinaciones específicas de los síntomas pueden permitir a un médico diagnosticar a las  enfermedades mitocondriales sindrómicas (canónicas o clásicas) como MELAS (síndrome de encefalopatía mitocondrial, acidosis láctica y episodios similares a accidente cerebrovascular), o MERRF (epilepsia mioclónica y fibras rojas rasgadas). Sin embargo, muchas personas son oligo-sintomática y por lo tanto no cumplen con los requisitos para un diagnóstico sindrómico.

La mayoría de las enfermedades mitocondriales sonno sindrómicas, en pacientes que muestran una variedad de síntomas y signos relacionados con la disfunción de múltiples órganos como: el cerebro (migraña, ictus o accidente cerebrovascular-like; demencia; presentación similar a la Esclerosis Múltiple; epilepsia; ataxia; espasticidad; alteraciones extrapiramidales), músculo (debilidad muscular, calambres y cansancio), órganos endocrinos (casi el 5% de la diabetes mellitus puede ser debido a la mutación ADNmt 3234), corazón (cardiomiopatía temprana, defectos de conducción cardiacos, asociado con LHON y el síndrome de Wolff-Parkinson-White), síntomas sistémicos, etc. .

La enfermedad mitocondrial no sindrómicase presenta con frecuencia, especialmente al comienzo del curso de la enfermedad.

Una combinación de datos clínicos, de laboratorio, anatomo-patológicos, bioquímicos y genéticos se utilizan para hacer el diagnóstico.

El análisis de ADN puede fallar para demostrar la causa subyacente de la enfermedad. 

No hay duda de que muchos pacientes con enfermedad mitocondrial no sindrómica,no son diagnosticados durante años y muchos –probablemente- no serán nunca diagnosticados. Una mayor conciencia entre los médicos y pediatras es importante, como  lo es el estudio de estos  pacientes por expertos que sean capaces de proporcionar una gama completa de pruebas diagnósticas.

Referencias

Bruce H. Cohen. Neuromuscular and Systemic Presentations in Adults: diagnoses beyond MERRF and MELAS.Neurotherapeutics. 2013; 10: 227–242.

Bonfante et al. The Many Guises of Mitochondrial Disease. Neurographics 2013; 3: 2-10

Robert W. Taylor and Doug M. Turnbull. Mitochondrial DNA mutations in human disease. Nat Rev Genet. 2005 ;6:389-402