Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

Las mitocondrias pueden ser el eslabón perdido en la comprensión de la respuesta al Estrés.

Publicado por en en Enfermedades Mitocondriales
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2902
  • Imprimir

Las mitocondrias pueden ser el eslabón perdido en la comprensión de la respuesta al Estrés.

Los científicos han estudiado mucho la anatomía y neurología para comprender y mejorar las respuestas al estrés en humanos.

Un estudio pionero, recientemente publicado en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias (Proc Natl Acad Sci U S A. 2015 Dec 1;112: E6614-23), sugiere que las mitocondrias - los pequeños centros de energía dentro de nuestras células, que convierten los alimentos en ATP,  molécula crucial que almacena en los seres humanos la energía -  pueden jugar un papel más importante en las respuestas al estrés de mamíferos de lo que se creía, e incluso en la comprensión de las enfermedades psiquiátricas y neurológicas.

El estudio fue dirigido por Douglas Wallace, director del Centro de Medicina Mitocondrial y Epigenómica en el Hospital de Niños de Filadelfia y un investigador líder en la genética de las mitocondrias durante 40 años. Él es uno de los primeros en demostrar que los defectos en el metabolismo energético  pueden causar enfermedades.

D. Wallace y su equipo encontraron que incluso pequeños cambios en los genes mitocondriales tuvieron un gran efecto, en el modo cómo los mamíferos responden al estrés en sus ambientes.

El equipo de D. Wallace crio ratones con mutaciones genéticas diferentes a su ADN mitocondrial (ADNmt). Se midieron entonces las respuestas neuroendocrinas, inflamatorias, metabólicas, y de  transcripción de genes inducidas por el estrés. "Hemos encontrado que los cambios en la respuesta mitochondrial tuvieron una respuesta muy diferente de las mitocondrias normales”

Debido a que los seres humanos y ratones comparten un grado similar de variación en su ADNmt, D. Wallace sospecha que los resultados en ratones "podrían tener un efecto comparable" en el ADN humano.

Mientras que los investigadores discrepan en la cantidad de estrés que aumenta el riesgo de  enfermedad. Existe un término para definir la disminución fisiológica que comúnmente ocurre cuando las personas están bajo un estrés continuo: la carga alostática (Desgaste de los mecanismos de estabilidad fisiológica (homeostasis) que mantienen el acoplamiento del medio interno a las exigencias del ambiente, debido al estrés crónico junto con los comportamientos perjudiciales para la salud (falta de sueño, aumento de la ingesta calórica, la falta de ejercicio, fumar y beber alcohol), que son a menudo respuestas al estrés crónico, y  puede conducir a la enfermedad.)

"¿Cuál es la conexión entre el estrés y la disminución de las funciones corporales?", Dice Wallace. "El intermediario es la mitocondria."

Wallace cree que la bioenergética de la función mitocondrial es la pieza que se pasa por alto en la comprensión muchas patologías, desde enfermedades psiquiátricas y neurológicas al envejecimiento, y que en parte es una consecuencia del actual "paradigma anatómico" de Vesalio (hace 450 años)  y del "paradigma mendeliano" de la genética de Gregor Mendel hace casi 150 años,  de  la comunidad científica, que se centra principalmente en la anatomía y en genética del núcleo. "Lo que ha faltado es la constatación de que la mitocondria es mucho más importante que simplemente producir ATP",  "Tiene un papel regulador central, porque nada en el cuerpo puede continuar sin energía. La mitocondria es el eslabón perdido entre el comportamiento humano y la fisiología humanas ".

Por ejemplo, señala que las neuronas son "extraordinariamente exigentes energéticamente", y que ciertas enfermedades podrían ser en realidad una enfermedad mitocondrial. "Todos los tejidos afectados en enfermedades comunes también tienen la más alta demanda de energía mitocondrial, y es difícil ver alguna diferencia anatómica entre un paciente normal y uno afectado,  porque no se puede ver la energía".

Wallace defiende que el envejecimiento podría ser "fundamentalmente la disminución de la capacidad de las mitocondrias para producir la energía necesaria para alimentar las células que nos mantenga en una salud óptima."

Peter Burke, co-autor de este trabajo, ha desarrollado una nueva técnica que hace posible el análisis de la energía de una sola mitocondria. "Así que ahora podemos entender cómo los cambios sutiles pueden tener grandes efectos sobre la producción de energía y la fisiología", dice Wallace.

Douglas Wallace cree que un nuevo estudio podría revelar maneras de observar e incluso detener los cambios en las mitocondrias incluso antes de que los síntomas obvios de enfermedad  hayan comenzado - y que posteriores investigaciones mostrarán que los cambios en estos “genes energéticos" serán importantes en la comprensión de las enfermedades. Wallace también espera que llegue mucha más investigación, porque piensa que podría dar lugar a toda una nueva generación de productos terapéuticos neuropsiquiátricos: "este estudio dará lugar a una revolución en la neurociencia", "Si, los neurólogos la aceptarán, es otra cuestión. "

 

 

Traducción y comentarios: Prof. Dr. Galan