Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

La resistencia a los antibióticos de las Infecciones de transmisión sexual (ITS) ha aumentado rápidamente en los últimos años.

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2169
  • Imprimir

La resistencia a los antibióticos de las Infecciones de transmisión sexual (ITS) ha aumentado rápidamente en los últimos años.

 La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado nuevas directrices terapéuticas para el tratamiento de la clamidiasis, la gonorrea y la sífilis debido la resistencia creciente de dichas infecciones ante los antibióticos.

“Estrategia mundial del sector de la salud contra las ITS 2016-2021” aprobada por los gobiernos en la Asamblea Mundial de la Salud de mayo de 2016.

Número persistentemente elevado de nuevos casos de cuatro ITS curables entre las personas con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años:

Infecciones por

·         Chlamydia trachomatis. CLAMIDIASIS (146 millones),

·         Neisseria gonorrhoeae. GONORREA (51 millones),

·         Treponema pallidum. SÍFILIS (5 millones)

·         Trichomonas vaginalis (239 millones).

La prevalencia de algunas ITS víricas es igualmente alta, ya que hay:

·         417 millones de personas infectadas por el virus del herpes simple de tipo 2

·         y aproximadamente 291 millones de mujeres infectadas por papilomavirus humanos (PVH).

RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS

La gonorrea es la más resistente a los antibióticos. Ya se han detectado cepas de N. gonorrhoeae multirresistentes que no reaccionan ante ninguno de los antibióticos existentes.

 La resistencia a los antibióticos de las bacterias que provocan la clamidiasis y la sífilis, aun siendo menos frecuente, también existe, por lo que la prevención y el tratamiento temprano son esenciales.

Si no se diagnostican y no se tratan, estas ITS pueden provocar graves complicaciones y problemas de salud a largo plazo.

·         en las mujeres: como enfermedad inflamatoria pélvica, embarazo ectópico y aborto;

·         tanto en hombres como en mujeres: si no se tratan, la gonorrea y la clamidiasis pueden provocar infertilidad.

La clamidiasis, la gonorrea y la sífilis también pueden duplicar o triplicar el riesgo que corre una persona de infectarse por el VIH.

Una ITS no tratada durante el embarazo aumenta el riesgo de mortinatalidad y de muerte neonatal.

GONORREA

En las nuevas directrices de la OMS no se recomiendan las quinolonas para tratar la gonorrea debido a la frecuencia elevada de la resistencia.

CLAMIDIASIS

La clamidiasis es la ITS bacteriana más frecuente y las personas infectadas suelen padecer también gonorrea. Los síntomas de la clamidiasis incluyen la exudación y la sensación de ardor al orinar, aunque la mayoría de las personas infectadas no presentan síntomas. Incluso en su forma asintomática, la clamidiasis puede dañar el sistema reproductor.

SÍFILIS

Para curar la sífilis las nuevas directrices de la OMS recomiendan vivamente una única dosis de penicilina benzatínica, que es un antibiótico inyectado. Este es el tratamiento más eficaz y barato para la sífilis; más que los antibióticos orales.

 

Fuente: OMS 2016: Estrategia mundial del sector de la salud contra las ITS 2016-2021

 

Resumido y adpatado: Profesor Doctor Fernando Galan