Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

¿Cómo afecta la gripe que estamos padeciendo, a un paciente con Enfermedad Mitocondrial?

Publicado por en en Enfermedades Mitocondriales
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 3304
  • Imprimir

 

¿Cómo afecta la gripe que estamos padeciendo, a un paciente con Enfermedad Mitocondrial? 

En los niños y adultos afecta de modo individual y variable  (al igual que los síntomas de la propia Enfermedad Mitocondrial)

La mayoría de los pacientes con Enfermedad Mitocondrial no tienen problemas inmunológicos subyacentes y pueden combatir las infecciones apropiadamente.

En estos pacientes,

·        NO SON MÁS INTENSOS los síntomas de secreción nasal, tos o dolor de garganta.

·        SI EMPEORA EL CANSANCIO que aumenta en intensidad. Además, a menudo puede durar mucho más tiempo, tal vez días o incluso semanas, antes de que el paciente recupere su nivel básico de energía y / o función mental.

·        SI EMPEORAN los dolores musculares, dolores de cabeza o migraña, y síntomas sensitivos (hormigueo, entumecimiento)

·        TAMBIÉN PUEDEN EMPEORAR  LOS SÍNTOMAS AUTONÓMICOS DEL SISTEMA NERVIOSO,  tales como:

o   Enlentecimiento del vaciamiento gástrico.

o   La temperatura del cuerpo puede volverse más fluctuante, con grandes oscilaciones.

o   Palidez o enrojecimiento o moteado de la piel es común.

o   Los pacientes pueden sentirse con más frio o más calor.

  • Sudoración inapropiada, es decir, no sudar con fiebre o en ambientes calurosos, o sudoración profusa en temperaturas por lo contrario cómodas.
  • Finalmente, pueden presentar pulso lento o acelerado, junto con mareos que podrían reflejar Hipotensión al incorporarse.

 

TRATAMIENTO

·        Dar alimentos ricos en hidratos de carbono y líquidos abundantes para mantener la hidratación. Darlos en pequeñas cantidades y frecuentemente.

·        Para la fiebre o malestar general se puede dar Paracetamol  o Ibuprofeno, si no tienen afectación hepática y lo han tolerado antes.

En NIÑOS, pueden vomitar y quizá puedan no mantener nada dentro, su intestino se ralentiza y se hace cada vez más difícil mantenerlos hidratados.

·        A menudo no hay una manera fácil de aumentar los líquidos, sin apoyo IV en el hospital.

PREVENCIÓN

Se recomiendan las vacunas:  incluyendo la vacuna contra la gripe estacional, así como la vacuna antineumocócica.

Evite la exposición innecesaria.

·        Esto podría implicar que en el colegio, los profesores le notifiquen si hay enfermedades.

·        Dependiendo de la situación, esto permite a los padres mantener al niño en casa si fuera necesario.

 

 

Prof. Dr. Fernando Galán