Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

VIVENCIAS DE ADULTOS CON MIOPATÍA MITOCONDRIAL (II)

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2621
  • Imprimir

VIVENCIAS DE ADULTOS CON MIOPATÍA MITOCONDRIAL(II)

Erin

Me diagnosticaron hace 4 años.

Muchos adultos son diagnosticados con Miopatía Mitocondrial de inicio en el adulto. Algunos de estas personas, como yo, han estado enfermas durante toda su vida, pero no fueron diagnosticadas.

La aparición en adultos es cada vez más común. Pero la mayoría de la gente no sabe mucho, sobre la MIOPATÍA MITOCONDRIAL.

·         Incluso entre la comunidad médica, esta enfermedad no es bien conocida.

Hay una gran falta de médicos que estén bien informados sobre las formas adultas de la MIOPATÍA MITOCONDRIAL. Esta limitación en el sistema médico actual causa una considerable frustración.

La falta de atención coordinada es el resultado de la complejidad y variedad de síntomas de esta enfermedad, y una falta general de CONOCIMIENTO.

Esto hace que la MIOPATÍA MITOCONDRIAL sea difícil de diagnosticar, difícil de tratar y difícil de soportar por el sistema médico. Especialmente si eres un adulto.

El modo como un adulto vive con ESTA ENFERMEDAD puede ser solitaria y de aislamiento, ya que muchas personas - incluyendo profesionales de la medicina - no han oído hablar de la enfermedad, y porque sus síntomas a menudo no son visibles para los demás.

·         Las cosas desde exterior pueden parecer perfectamente normales, pero en realidad, el día a día puede llegar a ser desalentador: cansancio, debilidad muscular, náuseas, migrañas, dolor, etc.

Como resultado, muchas cosas (sillas de ruedas, medicinas MUY caras, MUCHAS vitaminas, pruebas diagnósticas / genéticas) que estarían cubiertas al 100% por programas de seguros u otros programas de recursos para otras enfermedades - no siempre están cubiertas para aquellos afectados con MIOPATÍA MITOCONDRIAL.

·         Esto me ha dejado con facturas médicas por un total de más de  30.000 €.

La batalla mental contra la enfermedad mitocondrial también es agotadora y a veces puede parecer que no hay esperanza.

·         Cada día que paso luchando, molesta, enojada, o pesimista es un día menos que podría ser mejor.

·         Creo que para muchos de nosotros que vivimos con ESTA ENFERMEDAD, lo más espantoso es la incertidumbre sobre el futuro.

·         Escuchas y lees mucha información contradictoria y no sabes qué creer. Puede tener miedo de tener esperanza, porque no hay cura para la enfermedad mitocondrial.

El 99% de las veces que salgo de la consulta con el médico, ya sea un especialista o no, estoy luchando por contener las lágrimas hasta que llego a mi coche, debido a la forma condescendiente, grosera, crítica y antipática que fue la actitud del  médico.

No sólo tengo que llevar una copia de los resultados de la biopsia muscular confirmando que tengo MIOPATÍA MITOCONDRIAL  a la cita de cada médico, tengo que dar copias de las revistas médicas que explican esta enfermedad.

Así que hasta que pueda encontrar un médico que pueda decirme algo que yo no sepa ya sobre esta enfermedad, o lo que puedo hacer para ayudarme en mi rutina diaria, ¿qué es exactamente lo que estoy pagando a estos médicos? He visto al supuesto "guru mitocondrial" en Arizona y francamente no ha hecho nada por mí.

Y he intentado en numerosas ocasiones, ser vista por alguien en la Clínica Mayo pero, en sus palabras exactas, “mi enfermedad no es lo bastante rara como para ser vista por alguien en sus instalaciones”.

Ahora estoy comenzando mi búsqueda en otros Estados e Instituciones, tales como Clínica de Cleveland, el Centro de la enfermedad mitocondrial (Atlanta), el Hospital General de Massachusetts……

Todos los cuales afirman que están especializados en Enfermedades mitocondriales y su tratamiento, pero me dicen que no sólo sería financieramente difícil llegar a esos Centros, sino encontrar alojamiento asequible para los días necesarios.

He aceptado que mi enfermedad es una condición permanente que me obligará a decidir donde quiero y necesito gastar mi energía.

Y sin importar lo que me diga cualquier Doctor, Asistente de Médico, Genétista, Enfermera, etc.

·         Yo soy mi mejor defensor.

·         Sólo necesito recordar que PUEDO ser feliz y que PUEDO aprender a aprovechar al máximo la energía que tengo para poder hacer las cosas que disfruto.

COMENTARIO DEL Prof. Dr. Fernando Galan

Esta excelente y viva narración de Erin es muy instructiva, porque describe de modo muy sencillo su enfermedad y hace incisivos comentarios sobre algunas de la razones del por qué, es tan poco conocida la MIOPATÍA MITOCONDRIAL EN ADULTOS.