Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

EL EMBARAZO EN MUJERES CON ANTECEDENTES DE CÁNCER DE MAMA CON RECEPTORES DE ESTRÓGENOS +, NO AUMENTA EL RIESGO DE RECAÍDA: SEGUIMIENTO DE 10 AÑOS

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2260
  • Imprimir

EL EMBARAZO EN MUJERES CON ANTECEDENTES DE CÁNCER DE MAMA CON RECEPTORES DE ESTRÓGENOS +, NO AUMENTA EL RIESGO DE RECAIDA: SEGUIMIENTO DE 10 AÑOS.

Un estudio retrospectivo multicéntrico de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) - presentado en el Congreso Anual de ASCO 2017, en Chicago (Estados Unidos) - ha descartado que las mujeres que se quedan embarazadas tras superar un cáncer de mama tengan más riesgo de sufrir una recaída o de fallecer, tampoco en tumores con receptores de estrógenos positivos.

El cáncer de mama es el tumor más común en mujeres en edad fértil y el retraso de la maternidad hace que haya más riesgo de sufrir la enfermedad antes de tener hijos.

• No obstante, aunque la mitad de las mujeres jóvenes a las que diagnostican un tumor de este tipo dicen querer tener hijos, menos del 10 por           ciento se quedan embarazadas tras el tratamiento                                                            

Esto se debe a la CREENCIA ERRÓNEA - tanto de médicos como pacientes - de que el embarazo podía aumentar la posibilidad de recurrencia de la enfermedad, en especial las afectadas por receptores de estrógenos positivos (ER-positivo), ante el temor de que los niveles hormonales durante el embarazo pudieran activar el crecimiento de células tumorales que hubieran permanecido ocultas en el organismo tras el tratamiento.

Otra preocupación con respecto al embarazo en estas mujeres era la necesidad de interrumpir la terapia hormonal adyuvante (post-cirugía) antes de intentar lograr un embarazo, ya que se recomienda recibirla durante entre 5 y 10 años.

Este estudio retrospectivo, de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), se basó en una revisión de los datos de:

1.207 pacientes diagnosticadas con cáncer de mama no metastásico antes de 2008, todas ellas menores de 50 años.

La mayoría (57%) tenían cáncer ER-positivo

y más del 40 por ciento tenían factores de mal pronóstico, como un tamaño tumoral grande y una diseminación del cáncer hacia los ganglios   linfáticos axilares                                                                                                                              

De todas ellas, 333 se quedaron embarazadas y por cada una se utilizaron tres pacientes con cáncer de características similares, pero no embarazadas

• El tiempo medio desde el diagnóstico hasta la concepción fue de 2,4 años, aunque las mujeres con cáncer de mama ER-positivo solían tardar          algo más en conseguirlo         

    o De hecho, el 23 por ciento de las pacientes con cáncer de mama ER- positivo quedaron embarazada en menos de 5 años tras el

       diagnóstico,                                                                                           

    o en comparación con el 7 por ciento de pacientes con tumores ER-negativos                                                                                                                                                                                      

Tras un seguimiento medio de aproximadamente 10 años desde el diagnóstico de cáncer.

 

No hubo diferencias en la supervivencia libre de progresión entre las mujeres que se quedaron embarazadas y las que no lo hicieron,    independientemente de los receptores de estrógenos.

• Tampoco la había, si el embarazo llegó a término o se produjo un aborto o de si habían amamantado a sus hijos.

Entre las supervivientes a un cáncer ER-positivo tampoco hubo diferencias en la supervivencia global entre las mujeres que se quedaron    embarazadas y las que no lo hicieron.

    o Y las que presentaban un subtipo ER-negativo y quedaron embarazadas tuvieron un 42 por ciento menos posibilidades de morir que            aquellas que no quedaron embarazadas .                                                                                         

 

Hay datos limitados sobre la lactancia materna (solo 25 mujeres informaron de haber amamantado a su recién nacido), los resultados sugieren que la lactancia materna es factible, incluso después de la cirugía de mama.

Los autores reconocen que se necesitan más investigaciones para estudiar el efecto del embarazo:

sobre los resultados de salud de las mujeres con mutaciones BRCA, un grupo que generalmente desarrolla cáncer de mama a una edad más      temprana                                     

 

Actualmente, se está realizando un gran ensayo clínico (el estudio POSITIVE) para:

investigar el impacto de interrumpir la terapia con hormonas adyuvantes para permitir el embarazo en mujeres con cáncer de mama ER-positivo.

• y también proporcionará más información sobre el impacto de las tecnologías reproductivas y la lactancia materna

 

FUENTE

Matteo Lambertini et all. Safety of pregnancy in patients with history of estrogen receptor positive (ER+) breast cancer (BC): Long-term follow-up analysis from a multicenter study. Abstract: http://abstracts.asco.org/199/AbstView_199_189078.htm Presentado el 3 de junio de 2017

Participaron por España:

• Vall d’Hebron University Hospital, Barcelona

• Hospital Universitario La Paz, Madrid,

 

PROF. DR. FERNANDO GALAN