Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

¿SON VÁLIDOS LOS CRITERIOS ACTUALES DE FIBROMIALGIA PARA EL DIAGNÓSTICO CLÍNICO EN PACIENTES INDIVIDUALES?

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1605
  • Imprimir

La reciente revelación de Lady Gaga aquejada de fibromialgia ha puesto en portada este síndrome.

Es importante saber que sólo un pequeño número de pacientes diagnosticados de fibromialgia sufren realmente de este síndrome. Aproximadamente 2/3 de las personas que se les dice que tienen fibromialgia, realmente han recibido un diagnóstico erróneo de fibromialgia y realmente están sufriendo de otro problema.

La fibromialgia es el diagnóstico correcto sólo cuando se han descartado otras condiciones médicas, a las que puede imitar.

Explícitamente en la definición de FM se incluye la exclusión de otras condiciones que pueden presentarse con dolor generalizado.

Sin embargo, la FM se asocia a menudo a otras condiciones que pueden causar dolor musculoesquelético, alteración del sueño o síntomas psiquiátricos; condiciones que también pueden imitar a la FM, y la presencia de tales trastornos deben ser considerados antes de realizar el diagnóstico.

Los médicos a menudo utilizan la palabra fibromialgia para diagnosticar un complejo de síntomas que pueden tener múltiples causas.

Más aún, los médicos a menudo prescriben el mismo tratamiento a todos los pacientes que etiquetan con el término fibromialgia. Es como usar el término dolor de espalda y prescribir relajantes musculares a todos los pacientes con dolor de espalda.

Los criterios de diagnóstico de la fibromialgia. Su origen y evolución.

¿Son válidos para el diagnóstico clínico en pacientes individuales?

Los criterios de diagnóstico de la fibromialgia son tan generales que muchas personas han sido etiquetadas con fibromialgia cuando en realidad tienen otras condiciones.

Los criterios diagnósticos para la fibromialgia hacen propenso al sobrediagnóstico.

¿Cómo surgieron los criterios diagnósticos originales de 1990?

Fue establecido por un panel de expertos de reumatólogos, a los que se les consideraba con más experiencia práctica y conocimientos de la fibromialgia y los síndromes de dolor global. Básicamente consistió en encerrar a ese panel de expertos en una habitación y advirtiéndoles que no saldrían hasta que llegasen a unos criterios diagnósticos para la llamada fibromialgia

Este panel de expertos trató de esclarecer ¿qué era la fibromialgia?, ¿cuáles eran los criterios mínimos?, y ahí es donde se obtuvo esa primera versión, en la que los 18 puntos sensibles fueron obtenidos con presión digital y 11 de los 18 tuvieron que ser positivos (para un diagnóstico de fibromialgia) Se llamó los criterios 1990ACR, por el Colegio Americano de Reumatología.

Realmente fue una negociación en una sala de conferencias sobre cuántos puntos se deberían examinar, y cuántos deberían ser positivos del número total de puntos examinados, y esto – realmente - no fue un proceso muy científico.

Básicamente dio lugar a criterios en los que las personas que por diversas razones tenían dolor generalizado - incluso si era causado por problemas como algún tipo de síndrome de dolor miofascial o algunos tipo de problema ortopédico o musculoesquelético, fácilmente se ajustaban a ese criterio.

Se apreció muy pronto que este criterio era muy propenso al sobrediagnóstico.

Después, alrededor de 2010, nuevos criterios modificados fueron publicados nuevamente por el Colegio Americano de Reumatología.

Posteriormente se modificó un poco en 2011, y el mayor cambio fue:

• Se quitó el requisito de que fuera el médico el que examinara con la presión de un dedo todas estas áreas específicas del cuerpo.

• En su lugar, se basaron en un cuestionario en el que el paciente decía si tenía dolor en esas áreas, lo que es propenso a un sobrediagnóstico -aún más -  porque es un cuestionario subjetivo.

Estos criterios pusieron a la vista muchos de los problemas asociados o concomitantes que se ven en la fibromialgia como: la depresión, la ansiedad, el sueño no reparador, síndrome del intestino irritable, dolores de cabeza etc. Que tenían que ser crónicos, lo que significa que tenía que ser de varios meses - por lo menos - de duración, y que no podría ser explicado por otra condición médica.

Algunos estudios dicen que fue un salto adelante, y eso es lo que las publicaciones del Colegio Americano de Reumatología sugieren, aunque otros estudios sugieren que este criterio también era extremadamente propenso a un sobrediagnóstico, por su subjetividad.

 

En un gran estudio realizado por Mary Ann Fitzcharles en 2003, uno de las expertas en fibromialgia a nivel mundial, utilizando los criterios originales de 1990, encontró que:

* las personas diagnosticadas con fibromialgia por médicos de familia, médicos de medicina interna e incluso reumatólogos, cuando fueron enviadas a un  panel de expertos de reumatólogos en fibromialgia, sólo apoyaron el diagnóstico de fibromialgia alrededor del 33 por ciento.

* Lo que significa que el 66 por ciento de las personas diagnosticadas con fibromialgia realmente no lo tenían. Tenían alguna otra condición que era responsable de sus síntomas.

Ahora hay un nuevo criterio que acaba de salir en 2016.

Es sólo un ligero ajuste de los criterios de 2011 y ambos basados en un cuestionario en el que el paciente decía si tenía dolor en esas áreas. Y también es propenso a un gran sobrediagnóstico, porque sigue siendo un cuestionario subjetivo.

Los criterios de 2016 establecen que el diagnóstico de FM es válido independientemente de cualquier otra condición médica. Pero los criterios diagnósticos preliminares ACR 2010 requerían la exclusión de enfermedades que pudieran explicar suficientemente el dolor.

Los criterios de 2016 advierten además que la simple satisfacción de los criterios FM no es, ipso facto, suficiente para diagnosticar FM o para definir la totalidad de la condición médica del paciente.

Los criterios basados en el médico son válidos para el diagnóstico individual del paciente.

Las versiones de 2011 y 2016, basadas en un cuestionario cumplimentado por los pacientes no son válidas para el diagnóstico clínico en pacientes individuales, pero son válidos para estudios de investigación.

Todavía hay muchas personas que piensan que tiene fibromialgia.

Diciendo esto, no se quiere decir que estas personas no tengan problemas reales.

A pesar de lo que algunos médicos podrían pensar lo contrario.

Tienen problemas reales.

Pero simplemente no tienen necesariamente fibromialgia.

 

CONCLUSIONES

1. La elaboración de los criterios diagnósticos originales de 1990, fueron realmente una negociación entre un panel de expertos de  reumatólogos, no  siendo muy científico el método.

2. Sólo los criterios basados en el examen médico son válidos para el diagnóstico individual del paciente.

3. Las versiones de 2011 y 2016, basadas en un cuestionario cumplimentado por los pacientes, no son son válidas para el diagnóstico clínico  en pacientes  individuales, pero son válidas para estudios de investigación.

4. Sólo un pequeño número de pacientes diagnosticados de fibromialgia sufren realmente de este síndrome.

5. La fibromialgia es el diagnóstico correcto sólo cuando se han descartado otras condiciones médicas, a las que puede imitar.

 

REFERENCIAS

Fitzcharles MA, Boulos P. Inaccuracy in the diagnosis of fibromyalgia syndrome: analysis of referrals. Rheumatology (Oxford). 2003 ;42:263-7.

Winfried Haüser , Serge Perrotc, Claudia Sommerd, Yoram Shire, Mary-Ann Fitzcharles. Diagnostic confounders of chronic widespread pain: not always fibromyalgia. PAIN Reports: May/June 2017;2: p e598

Frederick Wolfe, Daniel J. Clauw, Mary-Ann Fitzcharles et all. 2016 Revisions to the 2010/2011 fibromyalgia diagnostic criteria. Semin Arthritis Rheum. 2016 ;46:319-329.

David M. Brady y Michael J. Schneider. The Fibro-Fix . 2016; Editor Rodale Books

 

Prof. Dr. Fernando Galan