Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

LA TRAGEDIA SILENCIOSA QUE AFECTA A LOS NIÑOS DE HOY: SALUD MENTAL Y EMOCIONAL DESOLADORA.

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1071
  • Imprimir

Quizá penséis que este artículo se aleja de mi línea habitual, pero estamos asistiendo a un progresivo incremento en la deshumanización de la medicina o medicina despersonalizada.

Nuestra profesión es humana, y actualmente se intenta artificialmente desvincularla del mundo de los afectos, de las relaciones, de la sociedad. En una palabra de la influencia del ambiente.

El médico, para que lo sea de verdad, debe estar dispuesto y capacitado para trascender lo simplemente corporal o somático del enfermo, para ser un escultor de lo trascendental. Debe, además de tener ciencia, ponerle arte, sentimiento, pasión, alma a su profesión. Observarlo, entenderlo y tratarlo así es el verdadero sentido de la palabra humanismo.

“EL MÉDICO QUE SÓLO SABE MEDICINA, NI SIQUIERA MEDICINA SABE.” (José Letamendi, catedrático de Anatomía y de Patología General, 1828-1897)

 La salud mental y emocional se refiere a la presencia de características positivas como autoconfianza, alta autoestima, capacidad para lidiar con el estrés y recuperarse de la adversidad, gusto por la vida, capacidad para reír y divertirse, capacidad para construir y mantener relaciones satisfactorias y flexibilidad para aprender cosas nuevas y adaptarse a los cambios, entre otras.

24 de mayo 2017 ARTÍCULO DE VICTORIA PROODAY

Hay una tragedia silenciosa que se desarrolla en este momento, en nuestros hogares, y se refiere a nuestras joyas más preciadas: nuestros hijos. A través de mi trabajo con cientos de niños y familias como terapeuta ocupacional, he sido testigo de esta tragedia que se desarrolla frente a mis ojos. ¡Nuestros niños están en un estado emocional devastador!

Si habla con maestros y profesionales que han trabajado en el campo durante los últimos 15 años. Escuchará inquietudes similares a las mías.

Además, en los últimos 15 años, los investigadores han publicado estadísticas alarmantes sobre un aumento constante de la enfermedad mental de los niños, que ahora está alcanzando proporciones epidémicas:

  • 1 de cada 5 niños tiene problemas de salud mental.
  • 43% de aumento en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
  • 37% de aumento de la depresión en adolescentes
  • Aumento del 100% en la tasa de suicidios en niños de 10 a 14 años

COMENTARIO ACTUALIZADO SOBRE ESTOS DATOS 

Los problemas de salud mental en la infancia

Los trastornos de ansiedad son la afección más frecuente:

  • trastorno de ansiedad generalizada
  • trastorno de ansiedad por separación

Seguidos por los trastornos de conducta como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), luego los trastornos del estado de ánimo y los trastornos por consumo de sustancias

  • Las niñas tienen mayores tasas de trastornos del estado de ánimo y ansiedad,
  • Los niños tienen mayores tasas de trastornos de conducta,
  • Proporción igual de género para los trastornos por consumo de sustancias.

Los estados de TDAH y ansiedad comienzan en la infancia, mientras que el inicio del trastorno de conducta ocurre en la adolescencia temprana, y los trastornos del estado de ánimo tienden a comenzar a fines de la adolescencia.

En los adolescentes con más frecuencia que en los niños más pequeños, pueden manifestarse adicciones, trastornos alimentarios, trastorno bipolar y, con menos frecuencia, esquizofrenia de inicio temprano

Los niños con enfermedades mentales pueden experimentar los síntomas clásicos de su trastorno particular, pero también pueden presentar otros síntomas, como:

  • bajo rendimiento escolar;
  • aburrimiento persistente;
  • quejas frecuentes de síntomas físicos, como dolores de cabeza y dolores de estómago;
  • problemas de sueño y / o apetito como dormir demasiado o muy poco, pesadillas o sonambulismo;
  • comportamientos que regresan a los de una edad más temprana (regresión), como orinarse en la cama, hacer berrinches o volverse pegajoso;
  • conductas no conformes o agresivas; y
  • más comportamientos de riesgo y / o menos preocupación por su propia seguridad.
    • Los ejemplos de conductas de riesgo incluyen correr hacia la calle, escalar demasiado alto, participar en altercados físicos o jugar con artículos inseguros.

La mitad de los trastornos mentales se desarrollan antes de los 14 años y la cifra aumenta hasta el 75% antes de los 18, según recuerda Salud Mental España.

Un 5-10% de niños de  4 a 15 años sufren síntomas depresivos menores o subclínicos, que no cumplen los criterios de depresión mayor

Los estudios apuntan que entre los 9 y los 14 años hay un uso importante de videojuegos y que hacia los 14-15 años es cuando se aparecen los síntomas más severos.

  • Los afectados suelen tener problemas asociados como trastornos de conducta, de personalidad o depresión. (Unidad de conductas adictivas en adolescentes del servicio de psiquiatría y psicología infantil y juvenil del Hospital Clínic de Barcelona).

La tasa de depresión en adolescente se disparó un 62 por ciento, una tendencia alarmante pero no sorprendente dado el vínculo entre el suicidio y la depresión:

  • en 2017, el 13 por ciento de los adolescentes informó al menos un episodio de depresión en el último año, en comparación con el 8 por ciento de los adolescentes en 2007, según la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y Salud.

Suicidio

Nuevo informe del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Estados Unidos),

  • La tasa de suicidios entre las personas de 10 a 24 años ha aumentado un 56 por ciento en la última década
  • Tasa de suicidios entre los adolescentes mayores aumentó en un 76 por ciento

En 2017, el suicidio fue la segunda causa principal de muerte en niños de 10 a 14 años, adolescentes de 15 a 19 años y adultos jóvenes de 20 a 24 años.

 ¿Cuánta evidencia más necesitamos para despertar?

Falsos razonamientos que nos podemos hacer sobre estos datos:

  • " se debe sólo a que los diagnósticos han mejorado" NO es la respuesta.
  • "es que todos nacen así" NO es la respuesta.
  • "todo es culpa del sistema escolar" NO es la respuesta!

¡Sí, por más doloroso que sea admitir, en muchos casos, NOSOTROS, padres, somos la respuesta a muchas de las luchas de nuestros hijos!

Está científicamente comprobado que el cerebro tiene la capacidad de reconectarse a través del medio ambiente. Desafortunadamente, con el ambiente y los estilos de educación que estamos brindando a nuestros hijos, estamos reconectando sus cerebros en una dirección incorrecta y contribuyendo a sus desafíos en la vida cotidiana.

Sí, hay y siempre ha habido niños que nacen con discapacidades y, a pesar de los mejores esfuerzos de sus padres para proporcionarles un ambiente y una paternidad bien equilibrados, sus hijos continúan luchando. Estos NO son los niños de los que estoy hablando aquí.

Me refiero a muchos otros cuyos desafíos dependen en gran medida de los factores ambientales que los padres, con sus mejores  intenciones, brindan a sus hijos. Como he visto en mi práctica, en el momento en que los padres cambian su perspectiva sobre la educación, estos niños cambian.

¿Qué estamos haciendo mal?

Los niños de hoy se ven privados de los fundamentos de una infancia saludable, como:

  • Padres emocionalmente disponibles
  • Límites claramente definidos y orientación
  • Responsabilidades
  • Nutrición equilibrada y sueño adecuado.
  • Ejercicio al aire libre
  • Juegos creativos, interacción social, oportunidades para tiempos no estructurados y aburrimiento.

En cambio, los niños están siendo atendidos por:

  • Padres distraídos digitalmente
  • Padres indulgentes que dejan que los niños "gobiernen el mundo"
  • Sentido de derecho en lugar de responsabilidad
  • Sueño inadecuado y nutrición desequilibrada.
  • Estilo de vida sedentario
  • Estimulación sin fin, niñeras tecnológicas, gratificación instantánea y ausencia de momentos aburridos.

¿Alguien podría imaginar que es posible criar una generación saludable en un entorno tan poco saludable? ¡Por supuesto no!

No hay atajos para la educación de los hijos, y no podemos engañar a la naturaleza humana. Como vemos, los resultados son devastadores. Nuestros niños pagan por la pérdida de una infancia equilibrada con su bienestar emocional.

¿Como arreglarlo?

Si queremos que nuestros hijos se conviertan en personas felices y saludables, tenemos que despertar y volver a lo básico. ¡Aún es posible!

Sé esto porque cientos de mis clientes ven cambios positivos en el estado emocional de sus hijos en cuestión de semanas (y en algunos casos, incluso días) al instaurar estas recomendaciones:

  • Establezca límites y recuerde que usted es PADRE de su hijo, no un amigo
  • Ofrezca a los niños un estilo de vida equilibrado y lleno de lo que NECESITAN, no solo de lo que QUIEREN. No tenga miedo de decir "¡No!" A sus hijos si lo que quieren no es lo que necesitan.
  • Proporcionar alimentos nutritivos y limitar las “chucherías” .
  • Pase una hora al día en espacios verdes: ciclismo, senderismo, pesca, observación de aves / insectos.
  • Tenga una cena familiar sin tecnología que los distraiga, todos los días.
  • Juegue un juego de mesa al día. Si los niños son muy chiquitos para juegos de mesa, déjese llevar por sus intereses y permita que sean ellos quienes manden en el juego
  • Haga que su hijo participe en una tarea diaria (doblar la ropa, ordenar los juguetes, colgar la ropa, desempacar la comida, poner la mesa, etc.)
  • Instaure una rutina de sueño para asegurarse de que su hijo duerma lo suficiente en una habitación sin tecnología
  • Enseñe responsabilidad e independencia. No los proteja en exceso contra toda frustración o equivocación. Equivocarse les ayudará a desarrollar resiliencia y aprenderán a superar los desafíos de la vida.
    • La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a las situaciones adversas.
  • No cargue con la mochila de sus hijos, no lleve sus mochilas, no les lleve la tarea que se olvidaron, no les pele los plátanos ni les pele las naranjas si lo pueden hacer por sí solos (4-5 años). Enséñeles las habilidades en lugar de hacerlo por ellos.
  • Enséñeles a esperar y a retrasar la gratificación. Brinde oportunidades para el "aburrimiento", ya que el aburrimiento es el momento en que la creatividad despierta.
  • No se sienta responsable de mantener siempre a los niños entretenidos.
  • No use las nuevas tecnologías como una cura para el aburrimiento.
  • Evite usar tecnología durante las comidas, en automóviles, restaurantes, centros comerciales. Utilice estos momentos como oportunidades para socializar entrenando así a los cerebros a saber funcionar cuando estén en modo: “aburrimiento”
  • Ayúdelos a crear un “botiquín de primeros auxilios para el aburrimiento” con ideas de actividades para los momentos de “estoy aburrido”.

Esté emocionalmente disponible para conectarse con los niños y enseñarles autocontrol y habilidades sociales:

  • Apague sus teléfonos hasta que los niños estén en la cama para evitar distracciones digitales.
  • Conviértase en el entrenador emocional de sus hijos. Enséñeles a reconocer y lidiar con la frustración y la ira.
  • Enséñeles a saludar, a hacer turnos, modales en la mesa, a compartir sin quedarse sin nada, a decir gracias y por favor, a reconocer el error y disculparse (no los obligue), sea modelo de todos esos valores que inculca.
  • Conéctese emocionalmente: sonría, abrace, bese, haga cosquillas, lea, baile, salte o gatee con sus hijos.

¡Debemos hacer cambios en la vida de nuestros hijos antes de que toda esta generación de niños sea medicada! Todavía no es demasiado tarde, pero pronto será ... -Victoria Prooday

NOTA: este artículo se ha atribuido incorrectamente en su autoría, al Dr. Luis Rojas Marcos.

Victoria Prooday, terapeuta ocupacional, Greater Toronto (Ontario, Canada) 

Victoria Prooday es una terapeuta ocupacional, psicoterapeuta, fundadora y directora de una clínica multidisciplinaria para niños y padres. Victoria es una educadora internacionalmente conocida, oradora motivadora y una bloguera popular sobre la paternidad moderna y el impacto del estilo de vida de alta tecnología en el sistema nervioso infantil. El blog de Victoria ha sido visitado por más de 20 millones de personas en los últimos dos años. Sus artículos han sido traducidos a más de 30 idiomas. Victoria cree que el primer paso para ayudar a los niños comienza con la educación de los padres. Victoria capacita a los padres con herramientas prácticas comprobadas para facilitar cambios positivos en los niños y sus familias.

Fuente: Victoria Prooday   https://yourot.com/parenting-club/2017/5/24/what-are-we-doing-to-our-children

TRADUCCIÓN Y COMENTARIOS

PROF. DR. FERNANDO GALÁN