Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

EFECTOS ADVERSOS RAROS, DE LARGA DURACIÓN… INDUCIDOS POR FLUOROQUINOLONAS. Y CASO 4

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1044
  • Imprimir

Una mujer de 23 años, en excelente estado de salud y sin antecedentes médicos importantes, fue tratada con ciprofloxacino 500 mg dos veces al día durante 10 días por diarrea del viajero. Durante el tratamiento, experimentó náuseas, mareos, aturdimiento, taquicardia y síntomas cognitivos descritos como "confusión mental" (pérdida de memoria y dificultad grave para concentrarse). Los problemas de memoria y la confusión mental continuaron después de la interrupción del ciprofloxacino. Surgieron nuevos síntomas dentro de un mes del tratamiento y persistieron, incluida la diarrea, designada como síndrome del intestino irritable, nuevas intolerancias alimentarias que resultaron en dolor gastrointestinal, migrañas unilaterales, fatiga crónica y un nuevo desarrollo de infecciones frecuentes de las vías respiratorias superiores y de los senos nasales. A pesar de la persistencia de los síntomas, continuó trabajando como ingeniera.

Después de 7 años con síntomas, se le prescribió moxifloxacino 400 mg al día durante 5 días para el dolor de garganta con fiebre. Los nuevos síntomas durante este curso de fluoroquinolona (FQ) incluyeron convulsiones, gastroenterológicos (reflujo ácido severo, náuseas, vómitos, dolor abdominal, pérdida de apetito, presunta gastroparesia), autonómicos (episodios de taquicardia con frecuencia cardíaca en los 140 que duraron horas, intolerancia ortostática, hipotensión, midriasis, sequedad de ojos, boca y senos nasales), muscular (debilidad extrema, fasciculaciones), fatiga debilitante, sueño (insomnio), síntomas sensoriales cognitivos y somáticos (ardor, punzadas, hormigueo, entumecimiento, vibración), dificultad para respirar y urgencia urinaria.

Debido a los síntomas graves, se suspendió el moxifloxacino después del tercer día. Los síntomas persistieron, lo que llevó a una pérdida de peso de 7 kg durante el mes posterior a la administración de moxifloxacino, quedando la paciente con un peso de 43.5 kg, determinado por mediciones en el hogar (índice de masa corporal (IMC) ∼15-16). Los síntomas posteriores a la interrupción, evolucionaron para abarcar cambios de humor, migrañas en racimo, "niebla mental", pérdida significativa de cabello (descrita como "varios puñados" por día, consistente con efluvio telógeno (es una caída de cabello difusa y reversible) y nueva aparición de múltiples sensibilidades químicas. El ojo seco crónico resultó en una úlcera corneal 3 meses después de la administración de moxifloxacino. Tres o cuatro meses después del tratamiento, se desarrollaron dolores articulares y musculares en el cuello, hombros, manos, rodillas y tobillos. La tendinitis de Aquiles apareció 9 meses después de la administración de moxifloxacino.

Se produjeron derivaciones a especialistas, con pruebas realizadas que incluían gammagrafía de vaciado gástrico (positiva para gastroparesia ), esofagogastroduodenoscopia (inflamación crónica inespecífica y metaplasia intestinal focal del revestimiento del estómago) y pruebas de mesa basculante (que contribuyen al diagnóstico de polineuropatía autónoma / disautonomía / síndrome de taquicardia ortostática postural) . La proteína C reactiva (PCR), el nivel de amoníaco y  los anticuerpos contra cándida estaban elevados; se identificaron leucopenia y anemia.

  • No especifican qué anticuerpos IgA, IgM o IgG contra cándida estaban elevados.

Hallazgos de laboratorio

  • Esofagogastroduodenoscopia: Inflamación crónica inespecífica y metaplasia intestinal focal del revestimiento del estómago

Pruebas del Sistema Nervioso Autónomo

  • Gammagrafía de vaciado gástrico: Vaciado gástrico Anormal. Vaciamiento gástrico prolongado. Sin evidencia de reflujo gastroesofágico. Positiva para gastroparesia.
  • Prueba parasimpática: Diferencia consecutiva de variabilidad de frecuencia cardíaca, coeficiente de variación, rango de frecuencia cardíaca normal para la edad. La proporción de Valsalva es normal para la edad.
  • Prueba simpática: Normal. Maniobra simpática de valsalva. Gran declive de la fase II, pero una recuperación significativa y casi completa y un sobreimpulso significativo pero no excesivo de la fase IV
  • Prueba de mesa basculante: Anormal. Taquicardia moderada inducida por inclinación. Varios síntomas inducidos. No hay evidencia de hipotensión ortostática neurogénica o presíncope. "Hay un gran aumento de la frecuencia cardíaca a pesar de la taquicardia inicial". "Los hallazgos son consistentes con una forma de intolerancia ortostática basada en las respuestas de recursos humanos". Consistente con el síndrome de tipo POTS.
  • Prueba sudomotora: Normal

Diagnóstico del médico: Polineuropatía autonómica

Perspectivas de los pacientes

(Contribución con el consentimiento de la paciente por parte del cónyuge de la persona afectada). Afortunadamente nunca tomé una fluoroquinolona (FQ), pero fui testigo, de primera mano, de la devastación que causan. Vi a mi joven esposa, saludable, hermosa e inteligente pasar de ser una ingeniera, en una de las firmas de ingeniería más importantes del mundo, y una mujer activa con una vida social ocupada, a estar casi completamente postrada en cama casi de la noche a la mañana. Todo esto se debió a tres dosis de un medicamento que de todos modos no debería haberle recetado. Me han pedido que cuente su historia. Solo lo hago porque está demasiado enferma para contar su propia historia (está en cama con gripe y queríamos responder de manera oportuna).

Se le administró moxifloxacino (FQ) en agosto de 2010, para un dolor de garganta de origen no confirmado (probablemente era viral). No recibió ninguna advertencia sobre los posibles efectos secundarios. Personalmente la vi tener convulsiones después de tomar solo unas pocas dosis. Ella lo describió como una sensación de "ardor" y como "sus órganos se estaban derritiendo".

Durante los últimos 3 años y medio, la he visto sufrir náuseas intensas, gastroparesia, neuropatía, taquicardia, deterioro de la función inmunológica y una serie de otros síntomas. He estado con ella cuando se despierta en medio de la noche temblando. Anoche no pudo dormir debido a los temblores en sus piernas. A menudo tiene sensaciones de pinchazos y ardor, generalmente en el pie y la parte inferior de la pierna, pero a veces en todo el cuerpo. No puede combatir ninguna infección y se contagia de todos los gérmenes que circulan. Las frecuentes infecciones agravan su sufrimiento y persisten durante semanas, mucho más de lo que durarían si su sistema inmunológico no estuviera deprimido. Con frecuencia tiene náuseas y durante un tiempo no pudo comer debido a la gastroparesia. También tiene que lidiar con una "niebla mental" casi constante; tiene dificultad para recordar cosas y no puede concentrarse en las actividades que suceden a su alrededor. Diariamente, tiene que lidiar con un agotamiento y un cansancio extremos. Ella solía caminar al menos unos 3 km por día, hacia y desde el tren. Ahora, cruzar el apartamento es un suplicio. Muchos días está confinada a la cama y, a veces, tiene que sentarse en un taburete para poder ducharse.

Esto ha causado un daño económico a nuestra familia. Entre la pérdida de salario y con  tratamiento médico tras tratamiento médico, hemos perdido cientos de miles de dólares. Todavía esperamos ser dueños de nuestra propia casa algún día, pero en este momento nuestra realidad es que la mayoría de los meses simplemente llegamos a fin de mes y estamos atrapados en una situación de vivienda inestable.

Pero, con mucho, el aspecto más dañino de este medicamento ha sido el costo psicológico que ha tenido. Mi esposa no puede vivir una vida normal. Tiene que decidir entre una cita con el médico y visitar a su abuela de 90 años porque normalmente no es lo suficientemente fuerte como para salir de casa dos veces en una semana. Ella no puede simplemente ir a ver a un amigo. A menudo, ni siquiera puede levantar el teléfono y llamar a un amigo porque la energía que ejerce durante una llamada telefónica puede dejarla agotada. Ha tenido que faltar a numerosas funciones familiares. Si invitamos a su madre y a su hermano a pasar la Navidad, tendremos que "realizar una encuesta" para ver si alguien ha estado enfermo últimamente. Si alguien se está recuperando de un resfriado, mi esposa tiene que decidir pedirles que no vengan o debe sentarse al otro lado de la habitación. Por lo general, se resfría de todos modos, a pesar de todas las precauciones, y termina en la cama durante semanas. No puede disfrutar de una tarde recogiendo manzanas con su sobrina y sus sobrinos. Puede ir al huerto, pero después de unos minutos, debe volver al coche y sentarse hasta que sea hora de irse. No puede comer los alimentos que ama. Ella no puede viajar. No puede simplemente pasar el rato con sus amigos. Ambos soñamos con una familia cuando nos casamos aproximadamente un año antes de que ella tomara moxifloxacino. Necesitaríamos un milagro para realizar ese sueño ahora; mi esposa está demasiado enferma para el embarazo, el parto y la maternidad en este momento. No puede dedicar el tiempo y la energía a las cosas que solía disfrutar. Su vida ha sido completamente destrozada por esta medicina. Todo lo que puede hacer es tratar de advertir a los demás sobre los peligros de las fluoroquinolonas (FQ).

COMENTARIOS

Recientemente en la revista  The Journal of the American Medical Association – Neurology ha sido publicado un artículo sobre la “Asociación entre neuropatía periférica y exposición a fluoroquinolona oral …”  destacando que la exposición actual a fluoroquinolonas por vía oral se asoció con una mayor incidencia relativa de neuropatía periférica en comparación con la no exposición (índice de tasa de incidencia ajustado, 1,47; IC del 95%, 1,13-1,92). El riesgo aumentó en aproximadamente un 3% por cada día adicional de exposición actual a fluoroquinolonas y persistió hasta 180 días después de la exposición.

En la editorial acompañante se matiza que “Morales et al estiman un riesgo de 2.4 casos de neuropatía por cada 10.000 pacientes por año de uso de fluoroquinolonas (en sus datos brutos con diabetes excluida, solo el 0.05% de la cohorte expuesta a fluoroquinolonas desarrolló neuropatía”

Advertencias de la FDA sobre antibióticos de fluoroquinolonas

  • En agosto de 2013, la agencia requirió actualizaciones del etiquetado para describir el potencial de neuropatía periférica irreversible (daño nervioso grave).
  • En 2016, la FDA mejoró las advertencias sobre la asociación de las fluoroquinolonas con efectos secundarios incapacitantes y potencialmente permanentes que involucran tendones, músculos, articulaciones, nervios y el sistema nervioso central.

La FDA además de actualizar la información en el recuadro de advertencia, también incluyeron información sobre estos problemas de seguridad en la sección Advertencias y precauciones de la etiqueta.

La sección Indicaciones y uso contiene nuevas declaraciones de limitación de uso para reservar fluoroquinolonas para pacientes que no tienen otras opciones de tratamiento disponibles para la sinusitis bacteriana aguda (ABS), exacerbación bacteriana aguda de la bronquitis crónica (ABECB) e infecciones del tracto urinario no complicadas ( UTI). La Guía del medicamento para el paciente que se debe entregar al paciente con cada prescripción de fluoroquinolonas describe los problemas de seguridad asociados con estos medicamentos. Se continua evaluando los problemas de seguridad con las fluoroquinolonas como parte de la revisión continua habitual de los medicamentos por parte de la FDA y se actualizarán al público si se necesitan acciones adicionales.

CONCLUSIONES                                                                                                                                                   

  1. Mujer de 23 años tratada con ciprofloxacino 500 mg dos veces al día durante 10 días por diarrea del viajero, en 2003. Durante el tratamiento, experimentó numerosos síntomas destacando pérdida de memoria y dificultad grave para concentrarse, que persistieron después de la interrupción del ciprofloxacino.
  2. En 2010, después de 7 años con síntomas, se le prescribió moxifloxacino 400 mg al día durante 5 días para el dolor de garganta con fiebre. Los nuevos síntomas durante este curso de fluoroquinolona (FQ) incluyeron convulsiones, gastroenterológicos, autonómicos, musculares… se suspendió el moxifloxacino después del tercer día. Tres o cuatro meses después del tratamiento, se desarrollaron dolores articulares y musculares en el cuello, hombros, manos, rodillas y tobillos y una tendinitis de Aquiles apareció a los 9 meses.
  3. En agosto de 2013, la agencia requirió actualizaciones del etiquetado para describir el potencial de neuropatía periférica irreversible (daño nervioso grave). Y en 2016, la FDA mejoró las advertencias sobre la asociación de las fluoroquinolonas con efectos secundarios incapacitantes y potencialmente permanentes.

REFERENCIAS

  1. Golomb BA, Koslik HJ, Redd AJ. Fluoroquinolone-induced serious, persistent, multisymptom adverse effects. BMJ Case Rep. 2015 Oct 5;2015:bcr2015209821. doi: 10.1136/bcr-2015-209821. PMID: 26438672; PMCID: PMC4600819.
  2. Morales D, Pacurariu A, Slattery J, et al. Association Between Peripheral Neuropathy and Exposure to Oral Fluoroquinolone or Amoxicillin-Clavulanate Therapy. JAMA Neurol. 2019;76(7):827-833. doi:10.1001/jamaneurol.2019.0887
  3. Staff NP, Dyck PJB. On the Association Between Fluoroquinolones and Neuropathy. JAMA Neurol. 2019 Jul 1;76(7):753-754. doi: 10.1001/jamaneurol.2019.0886. PMID: 31034010.

   PROF. DR. FERNANDO GALAN