Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

ENTENDIENDO LAS NUEVAS VARIANTES BA.4 y BA.5 DEL SARS-CoV-2 OMICRON. Julio 2022

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 142
  • Imprimir

 Las nuevas variantes BA.4 y BA.5

 BA.4 y BA.5 están aumentando a nivel mundial porque pueden propagarse más rápido que otras variantes circulantes, principalmente BA.2, que provocó un aumento en los casos a principios de año. Pero hasta ahora, las últimas variantes de Omicron parecen estar causando menos muertes y hospitalizaciones que sus primos mayores, una señal de que la creciente inmunidad de la población está atenuando las consecuencias inmediatas de los aumentos repentinos de COVID-19.

¿Qué son BA.4 y BA.5?

Las dos variantes son más similares a BA.2 que a la cepa BA.1 que inició las olas de Omicron en Sudáfrica y en la mayoría de los países a fines del año pasado. Pero BA.4 y BA.5 tienen sus propias mutaciones únicas, incluidos los cambios llamados L452R y F486V en la proteína de pico viral que podrían modificar su capacidad para adherirse a las células huésped y eludir algunas respuestas inmunitarias.

Un análisis inédito dirigido por los genetistas evolutivos Bette Korber y William Fischer del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México sugiere que las variantes probablemente sean ramificaciones de BA.2. También encontraron que muchas secuencias del genoma que se clasifican como BA.2 en las bases de datos públicas son en realidad BA.4 o BA.5. Como resultado, los investigadores podrían estar subestimando el aumento continuo de las variantes, así como la diversidad de mutaciones que portan.

OMICRONFSPQbg3WUAEF8K4.jpg

Sudáfrica sigue teniendo múltiples oleadas de contagios

¿Por qué las variantes están en aumento a nivel mundial?

Las ventajas de transmisión de las variantes pueden resultar de cambios biológicos que aceleran la infección, por ejemplo, permitiendo que el virus infecte a más personas, más rápidamente.

Pero el aumento de BA.4 y BA.5 parece provenir, en cambio, de su capacidad para infectar a personas que eran inmunes a formas anteriores de Omicron y otras variantes. Y los casos aumentan cuando la protección disminuye y caen solo cuando suficientes personas han sido infectadas.

Los países tienen perfiles inmunológicos distintos porque sus antecedentes de oleadas de COVID-19 y tasas de vacunación difieren. Como resultado, los tamaños de las ondas BA.4 y BA.5 variarán de un lugar a otro. Puede ser del 5% en algunos países y del 30% en otros. Todo depende de su perfil de inmunidad.

El último informe del Centro de Coordinación y de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) indica que en España se está produciendo un avance de los linajes BA.4 y BA.5 de Ómicron, cuya prevalencia se fija entre el 5,4 y el 64,9 por ciento de los casos.

  • De manera que en Galicia (76,3%) y Baleares (76,4%) ya registran una prevalencia de las nuevas variantes.

¿Qué tan bien funcionan las vacunas contra las variantes?

Los estudios de laboratorio sugieren consistentemente que los anticuerpos desencadenados por la vacunación son menos efectivos para bloquear BA.4 y BA.5 que para bloquear cepas anteriores de Omicron, incluidas BA.1 y BA.22–6. Esto podría hacer que incluso las personas vacunadas y reforzadas sean vulnerables a múltiples infecciones por Omicron, dicen los científicos. Incluso las personas con inmunidad híbrida, derivada de la vacunación y la infección previa con Omicron BA.1, producen anticuerpos que luchan por incapacitar a BA.4 y BA.5. Los equipos de investigación han atribuido eso a las mutaciones de pico L452R y F486V de las variantes.

Una explicación para esto es la observación de que la infección BA.1 después de la vacunación parece desencadenar anticuerpos 'neutralizantes' que bloquean la infección y reconocen la cepa ancestral del SARS-CoV-2 (en la que se basan las vacunas) mejor que las variantes de Omicron. . La infección con BA.1 induce una respuesta de anticuerpos neutralizantes, pero parece ser un poco más limitada de lo que cabría esperar, lo que deja a las personas susceptibles a variantes de escape inmunitario como BA.4 y BA.5.

¿Qué vendrá después?

Eso es una incógnita. El desfile de subvariantes de Omicron podría continuar, y las nuevas variantes buscarían más agujeros en la inmunidad existente. “Nadie puede decir que BA.4/5 es la variante final. Es muy probable que surjan variantes adicionales de Omicron”, dice Kei Sato, virólogo de la Universidad de Tokio. Los investigadores han identificado varios puntos en la proteína espiga que actualmente son reconocidos por los anticuerpos que se desencadenan por la vacunación y la infección previa, pero que podrían mutar en futuras cepas de Omicron.

Otra posibilidad es la aparición de una variante de una rama del árbol genealógico del SARS-CoV-2 diferente a la que dio a luz a Omicron. Las infecciones repetidas de Omicron podrían desarrollar una amplia inmunidad contra linajes sucesivos, creando una apertura para una variante de SARS-CoV-2 totalmente diferente que no es familiar para las respuestas inmunitarias de las personas.

Cada vez más, los científicos piensan que las variantes, incluidas Omicron y Alpha, probablemente se originaron a partir de infecciones crónicas por SARS-CoV-2 de meses de duración, en las que se pueden acumular conjuntos de mutaciones que evaden el sistema inmunológico y aumentan la transmisibilidad. Pero cuanto más tiempo sigan dominando Omicron y sus derivados, es menos probable que surja una variante totalmente nueva de una infección crónica, dice Mahan Ghafari, que investiga la evolución viral en la Universidad de Oxford, Reino Unido.

Para tener éxito, las variantes futuras tendrán que evadir la inmunidad. Pero podrían venir con otras propiedades preocupantes. Los virus no necesariamente evolucionan para volverse menos mortales.

Tampoco está claro cuándo aparecerá la próxima variante. BA.4 y BA.5 comenzaron a surgir en Sudáfrica solo unos meses después de BA.1 y BA.2, un patrón que ahora se repite en lugares como el Reino Unido y los Estados Unidos. Pero a medida que se desarrolla la inmunidad global por vacunación e infección repetidas, se espera que la frecuencia de las ondas de SARS-CoV-2 disminuya.

Un futuro posible para el SARS-CoV-2 es que se volverá como los otros cuatro coronavirus estacionales, cuyos niveles van y vienen con las estaciones, por lo general alcanzan su punto máximo en invierno y normalmente reinfectan a las personas cada tres años más o menos, dice Althaus. “La gran pregunta es si los síntomas se volverán cada vez más leves y si los problemas con el COVID prolongado desaparecerán lentamente”. “Si se mantiene como está ahora, será un grave problema de salud pública”.

Evaluación del riesgo para España

La progresión observada indica que, muy probablemente, los linajes BA.4 y BA.5 (particularmente este último) continuarán su expansión hasta convertirse en los linajes dominantes en todo el territorio nacional a lo largo de las próximas semanas.

  • Los linajes BA.2.12.1, BA.4 y BA.5 han demostrado una mayor capacidad de evasión a la respuesta inmune que BA.2 por lo que es probable que su expansión contribuya a un aumento de los casos y se detecte un aumento de las reinfecciones y las infecciones en personas vacunadas.

Sin embargo, no existen evidencias de una mayor gravedad de los casos en comparación con BA.2 por lo que el impacto que estos linajes puedan tener en comparación con el observado hasta ahora se considera muy bajo.

No obstante, un aumento muy elevado en el número de casos conllevaría un aumento en el número de hospitalizaciones y fallecimientos.

  • En conjunto, el riesgo asociado a estos linajes se considera bajo

CONCLUSIONES

  1. Las dos variantes son más similares a BA.2 que a la cepa BA.1 que inició las olas de Omicron en Sudáfrica y en la mayoría de los países a fines del año pasado. Pero BA.4 y BA.5 tienen sus propias mutaciones únicas, incluidos los cambios llamados L452R y F486V en la proteína de pico viral que podrían modificar su capacidad para adherirse a las células huésped y eludir algunas respuestas inmunitarias.
  2. El aumento de BA.4 y BA.5 parece provenir de su capacidad para infectar a personas que eran inmunes a formas anteriores de Omicron y otras variantes.
  3. Prevalencia de las nuevas variantes en España: Galicia (76,3%) y Baleares (76,4%)
  4. Los anticuerpos desencadenados por la vacunación son menos efectivos para bloquear BA.4 y BA.5 que para bloquear cepas anteriores de Omicron, incluidas BA.1 y BA.2
  5. ¿Qué vendrá después? Eso es una incógnita. El desfile de subvariantes de Omicron podría continuar, y las nuevas variantes buscarían más agujeros en la inmunidad existente. Nadie puede decir que BA.4/5 es la variante final. Es muy probable que surjan variantes adicionales de Omicron.
  6. Un futuro posible para el SARS-CoV-2 es que se volverá como los otros cuatro coronavirus estacionales, cuyos niveles van y vienen con las estaciones, por lo general alcanzan su punto máximo en invierno y normalmente reinfectan a las personas cada tres años más o menos
  7. La gran pregunta es si los síntomas se volverán cada vez más leves y si los problemas con el COVID prolongado desaparecerán lentamente

REFERENCIA

Ewen Callaway*. What Omicron’s BA.4 and BA.5 variants mean for the pandemic. Nature 606, 848-849 (2022). 23 Junio 2022

* Reportera sénior en Nature Publishing Group

Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Variantes de SARS-CoV-2 España: linajes BA.2.12.1, BA.4 y BA.5 de Ómicron.  11ª actualización, 28 de junio de 2022

PROF. DR. FERNANDO  GALAN

  

 

APÉNDICE

EN ESPAÑA

Porcentaje de probables Ómicron (BA.4, BA.5) estimado mediante marcador PCR específico y número de muestras analizadas (n) durante las semanas epidemiológicas a las que se hace referencia. Aunque con importantes diferencias entre comunidades autónomas, los porcentajes observados en la semana 24 (del 13 al 19 de junio) muestran la suma de estos dos linajes ha superado ya el 50% en la mayor parte de ellas.

Comunidad autónoma  

% Probable Ómicron (BA.4, BA.5) (n)   

% semana previa (n)

Galicia

76,3 (1025)

65,9 (1104)

Baleares

76,4 (373)

59,9 (227)

País Vasco

61,6 (980)

24,5 (1418)

Andalucía

60,9 (253)

30,2 (235)