Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

RECOMENDACIONES PARA LA TEMPORADA DE GRIPE 2017-2018

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1496
  • Imprimir

La vacunación contra la gripe es el método más eficaz para prevenir la gripe.

En 2016 las cepas predominantes fueron:

• Tipo A (H3N2), que representó alrededor del 76% de las pruebas positivas en los laboratorios de salud pública.

• Influenza B (todos los linajes) en el 22%,

• Influenza A (H1N1), sólo el 2%.

Sin embargo, a principios de abril,

• la cepa predominante cambió de A (H3N2) a Influenza B.

Es importante destacar que todos los virus probados el año pasado fueron sensibles a oseltamivir, zanamivir y peramivir. No se detectó resistencia antiviral a estos inhibidores de la neuraminidasa.

Cambios para la temporada de gripe 2017-2018

La composición de los productos de la vacuna contra la gripe para la temporada 2017-2018 será ligeramente diferente de la formulación del año pasado en el componente H1N1.

VACUNA TRIVALENTE; Los antígenos virales que se incluirán son

  - A / Michigan (H1N1),

  - A / Hong Kong (H3N2)

  - y B / Brisbane.

• VACUNA CUADRIVALENTE: añadirán B / Phuket a los otros 3 antígenos.

Los datos de seguridad están cada vez más disponibles, y el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) ahora recomienda la vacunación durante el embarazo con cualquier producto apropiado para la edad, excepto para la vacuna viva atenuada contra la influenza

¿Quién se debe vacunar frente a la gripe?

La vacunación se recomienda fundamentalmente para

   - las personas con alto riesgo de sufrir complicaciones en caso de padecer la gripe

   - y para las personas en contacto con estos grupos de alto riesgo ya que pueden transmitírsela.

Así, los grupos de población en los que se recomienda la vacunación antigripal, según recomendaciones aprobadas por la Comisión Nacional de Salud Pública, son las siguientes:

1. Personas de edad mayor o igual a 65 años. Se hará especial énfasis en aquellas personas que conviven en instituciones cerradas.

2. Personas menores de 65 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:

• Niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada) o pulmonares, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.

• Niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con:

  -  enfermedades metabólicas, incluida diabetes mellitus.

  -  obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥ 40 en adultos, ≥ 35 en adolescentes o ≥ 3 DS en la infancia).

  -  insuficiencia renal. o hemoglobinopatías y anemias.

  -  Asplenia (ausencia del bazo)

  -  enfermedad hepática crónica.

  -  enfermedades neuromusculares graves.

  -  inmunosupresión, incluida la originada por la infección de VIH o por fármacos o en los receptores de trasplantes.

  -  implante coclear o en espera del mismo.

  -  trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.

En este grupo se hará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el año precedente.

• Residentes en instituciones cerradas, de cualquier edad a partir de 6 meses, que padezcan procesos crónicos.

• Niños/as y adolescentes, de 6 meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.

• Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

3. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:

• Trabajadores de los centros sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria; pública y privada. Se hará especial énfasis en aquellos profesionales que atienden a pacientes de algunos de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos.

• Personas que por su ocupación trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables.

• Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o ancianos.

• Personas que conviven en el hogar, incluidos niños/as, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial (citados en el punto 2).

4. Otros grupos en los que se recomienda la vacunación:

• Personas que trabajan en servicios públicos esenciales, con especial énfasis en los siguientes subgrupos:

  -  Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con dependencia nacional, autonómica o local.

  -  Bomberos o Servicios de protección civil.

  -  Personas que trabajan en los servicios de emergencia sanitarias.

  -  Trabajadores de instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial.

¿Quién no debe ser vacunado?

• Las personas con alergia al huevo, con hipersensibilidad a las proteínas de huevo o que hayan tenido una reacción alérgica severa a una vacunación   anterior con vacuna de la gripe.

• Los niños menores de 6 meses.

• Si se tiene una enfermedad aguda con fiebre alta debe esperarse hasta que esta situación remita.

 

Medicamentos antivirales recomendados por Centros para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC)

Los tres medicamentos antivirales recomendados para el tratamiento de la GRIPE son

• Oseltamivir oral: a cualquier edad, incluso bebés

• Zanamivir inhalado: ≥ 7 años

• Peramivir intravenoso: aprobado para el tratamiento en adultos. Se administra en una sola infusión durante 15-30 minutos.

Estos inhibidores de la neuraminidasa están relacionados químicamente y tienen actividad contra los virus A y B de la gripe.

¿Cómo utilizar el tratamiento?

Inicie el tratamiento sin esperar la confirmación de laboratorio para aquellos con sospecha de influenza que están gravemente enfermos. Los resultados son mejores cuando los antivirales se inician en las 48 horas posteriores a la aparición de la enfermedad, pero pueden iniciarse incluso después de que este periodo haya pasado.

Una vez que el tratamiento antiviral ha comenzado, asegúrese de completar el curso de 5 días sin importar el cultivo o los resultados de la prueba rápida.

Utilice únicamente inhibidores de la neuraminidasa, ya que existe una resistencia generalizada a los adamantanes (amantadina and rimantadina) entre los virus de la influenza A.

El debate sobre los efectos reales de los antivirales y si los mismos son beneficiosos o deletéreos no está cerrado. Una de las principales observaciones es que los principales estudios son financiados por la industria o con vínculo comercial de los investigadores con esta.

REFERENCIA

CDC. Frequently asked flu questions 2017-2018 influenza season. Available at: https://www.cdc.gov/flu/about/season/flu-season-2017-2018.htm.

TRADUCCIÓN Y COMENTARIOS

PROF. DR. FERNANDO GALAN