Fernando Galán Galán
Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
Fernando Galán Galán Fernando Galán Galán Fernando Galán Galán Fernando Galán Galán

954 286 206 - 639 231 348
galanfernando361@gmail.com

Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

PRESTAR ATENCIÓN AL DOLOR DE CABEZA EN ADULTOS MAYORES DE 65 AÑOS.

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 78
  • Imprimir

Aunque la prevalencia de cefalea disminuye después de los 40 años, las estimaciones en personas mayores de 50 años oscilan entre 12% y 50%,

  • personas <65 años: < 6%
  • personas> 65 años: 17%

Los dolores de cabeza en los adultos mayores son menos comunes que en las personas más jóvenes, pero todavía son motivo de preocupación. La prevalencia en mujeres sigue duplicando a los varones. Las primarias siguen duplicando a las secundarias. Pero el riesgo de cefalea secundaria con consecuencias potencialmente mortales aumenta 10 veces en personas > 65 años.

Aunque la cefalea primaria es común en adultos mayores, los dolores de cabeza secundarios a afecciones subyacentes o comórbidas se vuelven más prevalentes con la edad. El uso de múltiples medicamentos de forma crónica en los mayores también aumenta el riesgo de dolor de cabeza inducido por fármacos.

  • Primarias: cefalea tensional, migraña, cefalea hípnica (es una rara cefalea primaria que se observa casi exclusivamente en adultos mayores)
  • Secundarias: arteritis de células gigantes o temporal, hematomas subdurales, tumores del sistema nervioso central (SNC), accidentes cerebrovasculares e infecciones del SNC.

Es importante descartar causas secundarias  antes de diagnosticar un síndrome de cefalea primaria.

Cefalea tensional

Es el tipo más común de cefalea primaria en adultos mayores, con una prevalencia en 1 año, de 25% a 35%.

El tratamiento puede requerir - tanto tratamientos preventivos (antidepresivos tricíclicos) como tratamiento agudo estándar - , que pueden no recomendarse debido a que suelen estar polimedicados y tener comorbilidades (dos o más enfermedades que ocurren en la misma persona)

  • En particular, los antidepresivos tricíclicos pueden estar contraindicados en pacientes con arritmias cardíacas y pueden producir efectos anticolinérgicos excesivos en personas mayores en general.
  • Y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos a menudo requieren precaución en personas con trastornos gastrointestinales, renales o cardíacos.

Migraña

La migraña es un tipo de dolor de cabeza severo que generalmente dura más de 4 horas y ocurre con mayor frecuencia en las mujeres. Aunque los dolores de cabeza por migraña a menudo disminuyen con el aumento de la edad, aún representan el segundo tipo de cefalea más común entre los adultos mayores, con una prevalencia de aproximadamente un 10% en 1 año.

Es probable que el subtipo de migraña también cambie con la edad,

  • ya que una migraña "tardía en la vida" puede desarrollarse en adultos mayores o un aura de migraña sin dolor de cabeza, se ve con más frecuencia en personas mayores de 45 años.
  • Muchos síntomas, como náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido, disminuyen con la edad, mientras que los síntomas autonómicos y el dolor de cuello tienden a aumentar.
  • El aura de migraña sin dolor de cabeza puede tener alteraciones visuales, del habla y sensoriales similares a las observadas con el ataque isquémico transitorio (AIT).
  • Los síntomas que aparecen con un patrón secuencial y creciente,  que disminuye después de 60 minutos o menos, son más sugestivos de aura de migraña, que a menudo es seguida por una migraña en 40 a 50% de los casos.

La aparición de nuevos síntomas de aura en un paciente sin antecedentes de migraña requiere una evaluación inmediata de otras causas graves, que incluyen un ataque isquémico transitorio (AIT), un trastorno convulsivo y una hemorragia intracraneal.

Cefalea hípnica

Es rara y generalmente ocurre solo en adultos mayores de 50 años y la mayoría de las veces comienza alrededor de los 60 años de edad.

  • Son dolores de cabeza leves a moderados de corta duración que despiertan a una persona mientras duerme por la noche o en la siesta. El dolor generalmente es sordo y no está asociado con otros síntomas de migraña u otros dolores de cabeza.
  • Su diagnóstico requiere una frecuencia de 15 o más episodios por mes;
  • Hay que descartar posibles causas secundarias como: la hipertensión nocturna, tumores de fosa posterior o hipofisarios, el uso de inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina, y la apnea del sueño.

La cefalea hípnica suele ser muy tratable con cafeína, melatonina o litio (aunque esto rara vez es necesario).

Identificar causas secundarias de dolor de cabeza de nuevo comienzo.

Se sabe que una variedad de causas subyacentes pueden ser causas de cefalea de nueva aparición. Estos pueden ser difíciles de diagnosticar, ya que el dolor de cabeza puede estar acompañado de otros síntomas.

Entre las afecciones más graves se encuentran aquellas relacionadas con un accidente cerebrovascular o una hemorragia o neoplasia intracraneal.

El dolor de cabeza es a menudo el primer signo de arteritis de células gigantes o arteritis de la temporal

Otras afecciones que pueden asociarse con menos frecuencia con la cefalea de nueva aparición incluyen: enfermedad pulmonar obstructiva crónica con hipercapnia, cefalea cardíaca (precipitada por el esfuerzo), apnea del sueño, glaucoma y cefalea cervicogénica.

Cefalea en trueno: una emergencia médica

A menudo descrito por los pacientes como "el peor dolor de cabeza de mi vida" implica la aparición repentina de dolor agudo de cabeza de intensidad severa, que alcanza un máximo en 60 segundos.

Su aparición es indicación de una evaluación médica inmediata de posibles enfermedades potencialmente mortales:

  • Hemorragia intracraneal por hemorragia o hematoma.
    • Descartando en primer lugar un traumatismo cerrado en la cabeza por una caída u otro evento o el uso de medicamentos anticoagulantes.
  • En ausencia de hemorragia intracraneal, se deben descartar otras causas graves:
    • El síndrome de vasoconstricción cerebral reversible, la trombosis del seno venoso cerebral, la disección arterial cervical, la meningitis, la encefalitis y la hipotensión intracraneal espontánea.

Arteritis de células gigantes

Enfermedad multisistémica grave que frecuentemente afecta la arteria o ramas temporales de las arterias carótidas, pero también puede estar presente en la aorta y sus ramas principales. La arteritis de células gigantes ocurre en personas mayores de 50 años y la incidencia aumenta con la edad.

  • El dolor de cabeza generalizado (arteritis craneal) es un primer signo frecuente.
  • Otros síntomas incluyen deficiencia visual y neuropatía periférica.
  • La enfermedad puede ser silenciosa en algunos pacientes.

El diagnóstico solo puede confirmarse mediante una biopsia positiva de la arteria temporal que muestra vasculitis con infiltrados inflamatorios de células mononucleares.

La ecografía dúplex en color de las arterias temporales puede ser una herramienta útile para el diagnóstico no invasivo de arteritis de células gigantes.

  • La arteritis de células gigantes se puede tratar eficazmente con glucocorticoides a dosis de 40 a 60 mg / día. Se ha demostrado que la adición de 100 mg / día de aspirina previene significativamente la apoplejía y la pérdida de la visión.

Dolor de cabeza atribuido al uso de medicamentos

Es un dolor de cabeza crónico diario (15 o más días por mes) por uso excesivo de medicación.

Muchos medicamentos no analgésicos que se recetan comúnmente para pacientes mayores también pueden estar asociados con dolor de cabeza, incluyendo nitroglicerina, nifedipina, dipirimadole, inhibidores de la bomba de protones e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

La cefalea de inicio reciente como un efecto adverso de una medicación iniciada recientemente debe considerarse:

  • sí el perfil temporal es consistente con esta posibilidad.
  • sí la función renal o hepática están alteradas

SEÑALES DE ALERTA O BANDERAS ROJAS DE CEFALEAS SECUNDARIAS

  • Síntomas sistémicos, fiebre, escalofríos, mialgias, pérdida de peso.
  • Síntomas neurológicos, focales.
  • Edad de aparición> 50 años.
  • Inicio, comienzo del dolor de cabeza “de trueno”.
  • Papiledema.
  • Cambia con la posición.
  • Precipitado por la maniobra o el esfuerzo de Valsalva (esfuerzo respiratorio con la garganta cerrada).
  • Dolor de cabeza progresivo o cambio sustancial de patrón.

CONCLUSIONES

  • En las personas mayores existe un mayor riesgo de sufrir un dolor de cabeza secundario.
  • En pacientes mayores con cefalea de inicio reciente, se recomienda neuroimágenes y análisis de sangre.
  • Evaluar los efectos adversos de los medicamentos, las interacciones medicamentosas, la polifarmacia y el uso excesivo de analgésicos.
  • Los Triptanes utilizados para los ataques de migraña aguda están contraindicados en pacientes con enfermedad arterial coronaria o antecedentes de eventos isquémicos cerebrovasculares, incluidos los TIA

REFERENCIAS

Starling AJ. Diagnosis and management of headache in older adults. Mayo Clin Proc. 2018;93:252-262

Ruiz y cols. Cefaleas en la persona mayor: características de una serie de 262 pacientes. Neurología. 2014;29(6):321—326

 

RESUMEN, TRADUCCIÓN Y COMENTARIOS:

PROF. DR. FERNANDO GALAN

CONSULTAME